jueves, 17 de abril de 2008

Las platas de la Iglesia Católica


Se vale tener plata y también se vale ser un buen administrador para generar una rentabilidad enfocada a los objetivos que cada uno persigue.


Hasta la Iglesia católica costarricense la necesita y no puede renunciar a esa responsabilidad terrenal. El periódico La Nación nos viene informando de los millonarios préstamos que ha hecho a personas extranjeras, incluidos políticos italianos. Luego, nos habla de la operación “off-shore” (es decir, fuera de la regulación nacional) que mantiene en Panamá mediante la “ayuda” de un operador bursátil del Grupo Sama.


¿No sería mejor que esa plata estuviera moviéndose a través de proyectos de desarrollo orientados al bienestar solidario de las mayorías? Por ejemplo, iniciativas para construir techos a gente de escasos recursos o incluso, proyectos financieros para proteger el ambiente o fortalecer las futuras pensiones de las personas que trabajan.


Hoy La Nación amplía la información que nos hacía falta refrescar. .. La sociedad anónima que representa los intereses de la jerarquía católica es socia de Grupo Sama. Esta sociedad se llama Servicios Pastorales Sociedad Anónima y fue constituida el 8 de diciembre (¡Día de La Purísima!) de 1997. Luego de esta gestión registral, la Iglesia Católica pasó a comprar acciones de Sama. Es decir, además de haber sido su cliente estrella durante mucho tiempo también adquirió acciones del grupo bursátil desde hace más de una década.


Esa sociedad originaria fue presidida por el sacerdote Pedro Wang Liu, el secretario fue Rodrigo Rojas Vásquez, el tesorero Guillermo Godínez Zúñiga (también sacerdote) y como fiscal se inscribió Edgar Rodríguez Mesén. El agente residente fue Tomás Federico Nassar Pérez.


En su edición de hoy 17 de abril del 2008, La Nación titula: “Iglesia Católica es socia de Grupo Sama”. Sin embargo, desde hace ya cinco años y nueve meses, el semanario El Financiero, del mismo Grupo Nación, había dicho lo mismo mediante el titular: “Jerarquía es codueña de un grupo bursátil” (edición 375 del 19 – 25 de agosto del 2002). Con esa información dábamos continuidad a otro informe periodístico de la extinta revista Rumbo, también del Grupo Nación. El 8 de octubre de 1991, los colegas Any Pérez y Boris Ramírez publicaron el artículo “Las finanzas de la Iglesia”. En ese momento, constataron incluso que la Arquidiócesis de San José tenía 120 acciones de US$ 1.500 cada una (es decir, US$180.000) del Hotel Aurola Holiday INN, ubicado frente al Parque Morazán.


Siendo yo reportero y motivado por la directora Yanancy Noguera para explicar las finanzas de las iglesias incluidas las no católicas, desde El Financiero contamos un poquito más de la historia que hoy retoma el periódico La Nación. Bueno, al menos ofrecimos al lector algo igualmente importante: ¿Quién es grupo Sama?.


Eso es fundamental para comprender los vínculos de alguna parte de la jerarquía católica con gente que ha estado y está en puestos de decisión pública, e incluso, con los medios de comunicación ya que Grupo Sama fue temporalmente dueño del grupo radiofónico de Monumental y sus otras emisoras. Por ejemplo, esta relación empresarial estuvo vigente durante el periodo electoral de febrero del 2006.


Con base en la carta No.3426 enviada por el gerente de Sama, Víctor Oconitrillo, a la Superintendencia General de Valores (Sugeval) la conformación de Grupo Consolidado Sama, según carta fechada el 9 de mayo del 2001, era:


1.Servicios Partorales Sociedad Anónima 21,50%
2.Víctor Oconitrillo Conejo 20,50%
3.Joan Agnes Zaira Murray Lindo 14,75%
4.Óscar Arias Sánchez 13%
5.José Luis Cabada Martínez (sucesores) 9,75%
6.Francisco de Paula Gutiérrez Gutiérrez 6,50%
7.Henry Zamora Castro 4,75%
8.Óscar Hernéndez Biascoechea 3,75%
9.Rolando Cervantes Barrantes 2,75%
10.Asociación Solidarista de Empelados Sama 2,75%
(QUISIERA AGREGAR QUE EL SEMANARIO UNIVERSIDAD, PROPIEDAD DE LA UNIVERSIDAD DE COSTA RICA, HA HECHO EVIDENTE ESTAS VINCULACIONES ENTRE SAMA Y GENTE EN PUESTOS PÚBLICOS, INCLUIDO EL ACTUAL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA Y PRESIDENTE DEL BANCO CENTRAL, EN VARIAS PUBLICACIONES. MI EXALUMNO Javi Córdoba ME LO RECORDÓ Y ES JUSTO DECIRLO!!).

10 comentarios:

mayely dijo...

Que bueno!!! Mi admiración por recordanos datos que nadie en la C.R. de hoy se atreve a mencionar.

Anónimo dijo...

Es un tema interesantísimo. Sería genial contar con los enlaces a esos trabajos anteriores que mencionás de El Financiero y LN (en caso de que estén online).

Saludos.

Claudio Monge dijo...

ME AGRADÓ MUCHO SU TRABAJO, NO SÓLO POR SU CONTENIDO, SINO POR SU ESTILO Y PERICIA DIDÁCTICA. YO SOY CATÓLICO PRACTICANTE, LO QUE LLAMAN UN LAICO COMPROMETIDO. LEO A LEONARDO BOFF Y MI CABEZA SE LLENA MUCHAS VECES DE DUDAS. NO OBSTANTE, MI CORAZÓN SIGUE A JESUCRISTO CIEGAMENTE. CREO QUE SI: ESOS DINEROS DEBEN TRANSFORMARSE EN PAN TIBIO COTIDIANO...TECHO, COBIJAS...¡SOLIDARIDAD CRISTIANA!!!
MI ABRAZO, CALUDIO MONGE.

ALEJANDRO VARGAS JOHANSSON dijo...

Gracias Claudio por su comentario. El peligro de esto es satanizar la plata (creo que la plata es buena y necesaria para dar una respuesta a las necesidades de la gente)pero me parece que debe administrarse con transparencia y sin tanto vericueto. Bien por lo de católico practicante y laico comprometido! Afortunamente Iglesia somos todos y no solo algunos jerarcas temporales.

ALEJANDRO VARGAS JOHANSSON dijo...

Cristian, hola, buena sugerencia pero viera que soy nuevo en esto. Voy a pedir ayuda para meter enlaces. Gracias.

ALEJANDRO VARGAS JOHANSSON dijo...

Gracia Maye por tus palabras.

Julia Ardón dijo...

Esto es periodismo serio.
Buenísima nota.
Cuando querás aprender lo de los enlaces me decís y te venís a mi casa un toquecín y te explico.
Es sencilló.
Marcás la palabra que querés enlazar, luego hacés click en la cadenita, ponés ahí la dirección y listo.

Cualquier duda también me puede llamar.

Buena nota..

Julia Ardón dijo...

Esto que voy a copiar por acá es largo, pero me parece aporta bastantes cosas interesantes. Es de Javier Solís ( ex-sacerdote y ex-embajador de CR en España) . Me lo mandaron por correo electrónico , parece que salió publicado en el Semanario Universidad.

O Dios o el dinero




¡Qué vergüenza! Hace años que muchos católicos sinceros se vienen cuestionando la legitimidad de la "garrotera" llamada "Servicios Pastorales". "Servicios" entiéndase lucro con las limosnas acumuladas hechas por los fieles creyentes y "pastorales" porque los banqueros son clérigos. No por pastorado de la ovejas descarriadas ni por imitación del Buen Pastor.


Cuando murió Torres, la Conferencia Episcopal publicó una esquela de pésame de media página en un diario. Nada parecido han publicado por la muerte de santos obispos o sacerdotes. ¿Por qué? Porque la escala de valores está invertida. El dinero es lo principal.


Y la acumulación ha sido tanta que han podido invertir en SAMA más de cuarenta mil millones de colones. Hasta tienen un asiento en su junta directiva. De "pastores" entre comillas se han convertido en prestamistas de plata. ¡Qué sacrilegio! Ése es el más grande antitestimonio del compromiso evangélico de toda la historia de la Iglesia Católica en Costa Rica. A partir de su participación en SAMA, la iglesia de los obispos, no la iglesia de los pobres, traicionó su identidad con el pueblo llano costarricense y se alió con los señores del dinero, de la riqueza.


Y ahora esto de los préstamos. Es natural. Tenía que darse. Les gusta prestar plata y cobrar los intereses. Pero no saben administrar. Pretenden ser banqueros pero jugando el papel de guías "espirituales", de hombres de religión. Han hecho trampa cerrando un ojo -o los dos- sobre los orígenes de los depósitos que reciben y la legalidad de su administración. Así se encuentran hoy como hace unos años el eufemísticamente llamado "Instituto para las obras de religión", es decir, el banco del Vaticano, en el caso del Banco Ambrosiano, de Roberto Calvi y Monseñor Marcinkus. El mismo guión. La misma mafia de masones santulones. ¿Lavado de dólares? ¿Conexiones con el narcotráfico? ¿No estaremos ante otra "lavandería" descomunal como Radio María, en la que un obispo le "guarda las espaldas" a alguien con sotana o sin ella? Ahora pretenden ponerse por encima de la ley para tapar sus negocios.


Y lo más vergonzoso es ver cómo se exhibe - contradicciones, evasivas, inocencias, incompetencias, mentiras, cobardías - Francisco Ulloa, Presidente de la Conferencia Episcopal y responsable de la administración financiera, su representante en Sama y máximo jerarca de los "Servicios Pastorales". No sé, no conozco, pregúntele a él, se lo preguntaré en el cielo, intervine porque me pidió consejo, no fui informado, se hizo sin mi autorización ni conocimiento, tengo que consultarlo, lo que digan los abogados, no sé por qué no se hizo, me siento inocente ¿verdad? En la más primitiva empresa financiera, un gerente o presidente con ese desempeño no tarda sesenta minutos en ser puesto en la calle sin responsabilidad patronal.


¿Quién va a ir a misa con esa clase de pastores? Ulloa debe ser destituido inmediatamente como presidente de los obispos. ¿O vamos a presenciar la misma táctica utilizada en el caso de los religiosos pedófilos? Los sacerdotes y las comunidades católicas de Cartago deben pedir su renuncia como pastor diocesano. Pronto nadie le va a creer ni el Credo de la misa. "Mejor sería que le colgasen del cuello una de esas piedras de molino que mueve un asno y así fuese sumergido en lo profundo del mar" (Mt.18, 6).


Se trata de un pecado muy grave. En Mt. 6,24 Jesús habla de "Mamón" (dinero, en griego y en arameo) como de un poder demoníaco al que se somete el hombre codicioso y cuyo servicio es incompatible con el de Dios. Sí, incompatible. No hay término medio. Y en Lc16, 9.11 lo tilda dos veces de injusto o inicuo en una expresión de la tradición bíblica que designa el modo concreto cómo generalmente se adquiere, aumenta y emplea la riqueza.


Pero los obispos y los sacerdotes católicos pueden redimir este pecado, arrepentirse, hacer penitencia y propósito de enmienda. Pueden convertir esos cuantiosos, cuantiosísimos fondos en un banco de los pobres, como el Banco Graameen, fundado por Muhammad Yunus, Premio Nóbel de Economía 2006, en Bangladesh. Quizá veríamos entonces florecer de nuevo la autenticidad y el fervor religioso.


¿Veremos ese milagro? No hay que ser muy optimistas porque el mismo Jesús previno que era muy difícil que los que ponen su confianza en el dinero, entren en el Reino (Lc. 10,23-25.). Y dos versículos antes le dice a un joven que le pregunta por la perfección: "anda, vende cuanto tienes y dalo a los pobres". Pero el joven dio media vuelta y se fue entristecido "porque tenía muchos bienes". Lo mismo le va a pasar a la Conferencia Episcopal. Escogerá el dinero.



Javier Solís H., jsolis@igso.net (Para Semanario Universidad)

Anónimo dijo...

Buen post, yo creo que todas las dudas se resuelven preguntandose para que quieren la plata. Ya se dijo lo malo no es tener plata, sino la avaricia y no ponerla a disposición de las verdaderas necesidades.
Para que quiere la plata la Iglesia Catolica? Para los necesitados no.
Buen articulo.

Naty dijo...

Esto fue como volver a las aulas! :)
Gracias profe, porque confieso que estaba un poco enredada con el tema.

Los "Diez Mandamientos" del exministro de Hacienda a los “perios y comus”

¿P agar impuestos ? Sí , es una materia odiosa ,  que   a regañadientes , hay que empezar a amar, o al menos, tolerar . ..   En la E...