martes, 11 de agosto de 2009

Lecciones de La Carpio


“Nicaragüenses y costarricenses estamos casados aunque los medios de comunicación nos quieran divorciar”, dijo Zulay Valverde, una de las redactoras de La Voz de La Carpio, el medio escrito hecho por los vecinos de esta comunidad josefina desde el año pasado.

Valverde explicó que la decisión de hacer un medio propio respondió al deseo de recuperar la identidad vecinal y los valores de quienes ahí viven. Explicó que se cansaron de los calificativos de “chapulines” y “ladrones” que transmite la prensa tradicional.

La principal riqueza de esta comunidad es la multiculturalidad. Kattia Cruz, una lideresa comunal, amplía ese argumento con el estimado de que el 51% de quienes ahí viven son costarricenses y el 49% nicaragüenses, chinos, argentinos, salvadoreños, uruguayos y estadounidenses.

Ambas hablan a un grupo de futuros profesionales en comunicación con la esperanza de que la pertenencia a una comunidad sea comunicada al resto de la sociedad bajo parámetros apegados a su realidad y lejos de los estereotipos. En La Carpio la gente trabaja, los chiquitos van a la escuela, las mujeres emprendedoras montan negocios, la gente comparte sueños...

Ellas saben que “el sol no se tapa con un dedo” y por eso reconocen problemas de delincuencia y drogadicción, como en muchas otras comunidades del país. Pero sí reclaman el derecho a que la prensa tradicional al menos consigne las realidades de las que ellas sí se sienten orgullosas y por las que trabajan a diario.

Así empezamos hoy las clases. Fuimos de visita a La Carpio en La Uruca. Fue la clase inaugural del seminario Sociedad y Comunicación de la Escuela de Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

2 comentarios:

Unknown dijo...

que linda iniciativa, lindo arranque!

Naty dijo...

este año le vas a dar clases a mi hermana, lunes a las 8 a.m. me alegra de que vaya a estar con este profe tan bueno :) abrazo!

Los "Diez Mandamientos" del exministro de Hacienda a los “perios y comus”

¿P agar impuestos ? Sí , es una materia odiosa ,  que   a regañadientes , hay que empezar a amar, o al menos, tolerar . ..   En la E...