martes, 9 de febrero de 2010

"Campaña electoral 2010, prensa y democracia"


Así de cajoneras y de pegaditas, las palabras “prensa”, “campaña política” y “democracia” no siempre siguieron la misma ruta en las elecciones que recién pasaron en Costa Rica.
Se parte del supuesto argumentativo de que la prensa es un canal para hacer valer la democracia durante una campaña política. ¿Por qué digo que esas palabras no siguieron la misma ruta en las elecciones del domingo 7 de febrero?

1.La cobertura de contenidos, ideas y propuestas llegó tarde, solo en la últimas semanas la prensa volvió los ojos hacia las candidaturas. Es decir, no tiene sentido una campaña de 4 meses en la que los medios solo cubren el final.

2.Los debates televisados fueron igualmente al final. Debieron empezar en octubre, mes cuando arrancó la campaña. O cortamos la campaña, o hacemos debates de altura como lo solicitó Ottón Solís personalmente a las direcciones noticiosas de los canales más vistos desde meses atrás. Hubo más de 20 debates pero la ciudadanía solo se enteró de dos a finales de enero: el del 7 y el del 6. Por cierto, Ottón atendió todos.

3.La propaganda pagada y despilfarradora de algunos partidos le ganó la batalla a las informaciones periodísticas.

4.Hubo desbalances: Repretel solo transmitió en vivo el último “festival” de la candidata oficialista, usó varias cámaras y puso a trabajar varios colegas. Dejó por fuera el “rally” libertario y el cuarentavo Encuentro Ciudadano de Ottón. Lo que se cuenta en vivo se recibe como si fuera “más importante” que lo que se transmite de manera pregrabada. Además, la noche antes de la elección Repretel no sacó al aire una entrevista de Ottón desde el Parque de San Isidro de El General, tal como estaba planeado. Alegaron problemas técnicos. Sin embargo, la ciudadanía debe saber que una persona que se identificó como delegada del Tribunal amenazó al personal técnico y periodístico de que si entrevistaban a Ottón se rompería la tregua, lo cual era falso ya que una cosa es la noticia y otra la propaganda. El día de la elección fueron frecuentes los pases en vivo a las actividades del oficialismo en detrimento del resto. Por ejemplo, Canal 7 transmitió en vivo el voto del Presidente Arias y no el del Expresidente Monge, acompañado de tres candidatos presidenciales. Ayúdeme usted a enlistar más desbalances periodísticos.

5.Las benditas-malditas encuestas marcaron el orden en que se mencionaban los candidatos hasta en las noticias, lo que genera, valida, reitera y machaca las percepciones ganador-perdedor que construye la misma prensa. Por ejemplo, varios productos periodísticos como PROA de La Nación asignaron espacios, según las encuestas. Es decir, la candidata oficialista tuvo más páginas, luego el libertario y finalmente Ottón… Ya sabemos que las urnas no reflejaron ese orden. Sólo La República marcó sistemáticamente el crecimiento de la candidatura de Ottón.

6.Los enfoques lights abundaron: ropa de los candidatos, “curiosidades”, adhesiones de futbolistas, sorbitos de birra, novias, astrólogos. Está bien que existan estas superficialidades, siempre y cuando hubieran más contenidos de fondo realmente investigativos. Sin duda, La Nación hizo un buen esfuerzo por evidenciar el origen de la plata libertaria. Pronto vendrán las investigaciones sobre los orígenes del financiamiento del resto y anuncio sorpresas.

Hubo buenas voluntades de colegas por hacer noticias balanceadas. De eso no hay duda. Pero también hubo líneas de mando, cambios de enfoque cuando el producto periodístico ya avanzaba en las redacciones de los medios... Las cosas que siempre pasan y siempre se ocultan bajo el manto de la “objetividad periodística". Para documentar esto, se reciben historias e historietas de ahora en adelante...

No hay comentarios:

Los "Diez Mandamientos" del exministro de Hacienda a los “perios y comus”

¿P agar impuestos ? Sí , es una materia odiosa ,  que   a regañadientes , hay que empezar a amar, o al menos, tolerar . ..   En la E...