martes, 16 de febrero de 2010

Herencias de la campaña 2010


La campaña política que recién pasó me dejó varias herencias. Ahora estoy metido en FaceBook. Lo hice cuando Ottón abrió su perfil y me vi obligado a monitorearlo. Antes me había negado a hacerlo porque no me gustaba tanta exposición pública. Ahora hasta me gusta eso de “feisbukiar”: subir fotos y hacer comentarios bombetas. Es decir, la campaña me volvió más sociable.
También cambié la perspectiva que tenía de muchas personas. En mi papel de periodista laborando en medios de comunicación años atrás, tuve encontronazos con gente que se unió a la candidatura de Ottón. Nunca me hubiera planteado que llegara a desarrollar sentimientos tan positivos hacia gente que jamás me hubiera acercado si no hubiera sido por la pasión politiquera en común. Es decir, la campaña me volvió más sensible y me enseñó que en el mundo hay grises jamás extremos como uno a veces piensa.
Además, me di cuenta de las buenas voluntades de los colegas al momento de cubrir a Ottón. Hay gente de medios adversos a la candidatura de Ottón que abiertamente me manifestaron su voluntad de que Ottón ganara. Más allá que la afinidad política conmigo, lo importante es ratificar mi tesis de que los medios no son catedrales impenetrables: hay diversidad de criterios, pulsos a lo interno y pasiones politiqueras casi idénticas a las que yo sentí viendo los toros desde adentro. Es decir, soy más comprensivo del quehacer interno (impredecible a veces) de las redacciones periodísticas.
Pero también me di cuenta también de que otros colegas ni chistaron ante mis solicitudes de balances. Me di cuenta que alguna gente evade los conflictos, prefiere no comprarse broncas y no abandonar sus cojines de confort. Esto es comprensible también. Vale la pena tomar nota sin ningún tipo de rencor. Tal vez solo con un poquito de frustración profesional.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me alegro que la campaña te haya dejado tantas enseñanzas. Un abrazo

MIMA dijo...

Es bueno Ale conocer a todo tipo de gente y darte cuenta que muchos luchan con sus empresas para poder hacer no un trabajo a favor de un candidato, pero tratarlo de la manera más profesional que se puedea (a pesar de los pesares). Y me encantó sobre todo tu entrega, sos de ejemplo para muchos de nosotros, que nos animamos a luchar y a soñar con un futuro distinto. Un abrazo!!

Unknown dijo...

Cuando se abraza con amor un proyecto y se da lo mejor de uno, no se pierde. TU entrega hacia todo en
lo que crees te hace incansable, eres un roble que no se doblega. Ojala todos aprendamos de tu ejemplo y por sobre todo me alegra tu evaluación de las diferencias humanas y la tolererancia desarrollada hacia estas. La vida y las experiencias que nos trae no pasan en vano. Adelante aun hay mucho camino por andar. Un abrazote. Tu prima

Los "Diez Mandamientos" del exministro de Hacienda a los “perios y comus”

¿P agar impuestos ? Sí , es una materia odiosa ,  que   a regañadientes , hay que empezar a amar, o al menos, tolerar . ..   En la E...