martes, 10 de febrero de 2009

De Zimbabue a Escazú


Nos cuenta El País de España, citando a The Times de Inglaterra, que el dictador Mugabe de Zimbabue cumple 85 con un festín cuyo menú incluye:

2.000 botellas de champán (preferentemente Moët & Chandon y 61 Bollinger),

8.000 langostas,

100 kilos de gambas,

4.000 porciones de caviar,

3.000 patos,

16.000 huevos,

3.000 tartas de chocolate y vainilla

8.000 cajas de bombones Ferrero Rocher

¡Nada que ver con el menú de doña Clara - la ministra de vivienda de Costa Rica- y don Ennio -en ese momento subalterno de la ministra- en el restaurante Cerruti de Escazú pero ambos festines dan la misma rabia porque salieron de la plata del pueblo!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sé que es una irresponsabilidad profesional, pero ni siquiera leí esta noticia de Mugabe porque se me revolvía el estómago de sólo saberlo. La inmoralidad no conoce religión, raza, ni nacionalidad...

Marcela Matamoros dijo...

Definitivo que la corrupción y la desfachatez no distingue fronteras. De Mugabe se espera y da impotencia, de "Clarita" tambien podría esperarse pero que tanta más rabia da ver esa falta de congruencia tan de cerca!

Los "Diez Mandamientos" del exministro de Hacienda a los “perios y comus”

¿P agar impuestos ? Sí , es una materia odiosa ,  que   a regañadientes , hay que empezar a amar, o al menos, tolerar . ..   En la E...